Santo Cristo
Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte
santocristo.es > iconografía > Calvario
automatic translation try to translate actual page to english

Iconografía: Conjunto escultórico "El Calvario"

Resulta muy común en la Imaginería Religiosa, la representación plástica de los diferentes momentos de la Pasión y Muerte de Nuestro Seńor Jesucristo.
Este afán, que tanto ha movido al hispano al Amor a Cristo, conmovido por la contemplación de su cuerpo muerto o malherido, es probablemente uno de los factores que, unido al deseo de llevar a todos los rincones el Misterio de la Redención, dio origen a la Semana Santa Espańola, manifestación expresiva única en el mundo.

Y uno de los temas mayormente representados es aquel conocido como "El Calvario". En el aparece Cristo crucificado y a punto de exhalar el ultimo aliento entre su madre y San Juan, el discípulo amado, cuando al pedirle a ella que acogiera a este como hijo, y a este a ella como madre, convirtió a la Virgen María en la madre de la Cristiandad.
La trascendencia de este momento, y la inmensa devoción que despierta la figura de la Madre de Dios, hacen que existan numerosos "Calvarios" en gran número templos, muchos de ellos procesionados por las calles en Semana Santa.

La Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte de San Lorenzo de El Escorial, cuenta con un conjunto escultórico de este tipo entre su Iconografía.

Inspirado en el "Calvario" que preside en Presbiterio de la Basílica del Real Monasterio mandado erigir por Felipe II para conmemorar su victoria de San Quintín, y elaborado en bronce dorado a fuego por el escultor italiano Pompeyo Leoni, "nuestro Calvario" fue proyectado y realizado en el ańo 1.959 por Don José Luis Rodríguez, artista local y miembro numerario de la Hermandad, que se ofreció voluntariamente a realizar tal cometido.
Para llevar a cabo este conjunto escultórico de profunda expresión dramática, formado por tres tallas de madera a "tamańo natural", se consiguió la donación por parte del Patrimonio Nacional de 1,5 metros cúbicos de madera procedente del derribo de las cubiertas del Real Monasterio, que por entonces se hallaba sometido a una profunda restauración. No es por tanto extrańo que digamos con orgullo que "nuestro Calvario es un Misterio tallado con las entrańas de una Maravilla".

Fue en 1960, un ańo después de iniciarse la ejecución del proyecto, cuando este conjunto concebido como "Paso de Semana Santa" procesionó por vez primera por las calles del Real Sitio, instalado sobre una plataforma provista de ruedas empujada desde el exterior por sus cofrades debidamente ataviados con el atuendo penitencial de la Hermandad, y precediendo al del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, aspectos estos que se han mantenido intactos hasta nuestros días.

Como ocurrió con casi todas las Imágenes que procesionaban en la Semana Santa Escurialense, durante la etapa de suspensión temporal que va de 1.969 a 1.983 "El Calvario" de nuestra Hermandad dejó de salir a la calle. En un principio quedó expuesto en la Iglesia Parroquial para el culto, pero ante la falta de un lugar propio de ubicación pasó a un desván, de donde polvoriento pero en buen estado fue recuperado, aunque fue en la segunda Semana Santa del reinicio, la de 1.984 cuando volvió a procesionar. Desde entonces, salvo en Semana Santa recibe culto en la capilla del Cementerio Municipal de San Lorenzo de El Escorial, inaugurado en 1.980, y al que se halla vinculada la Hermandad habida cuenta de sus principios piadosos fundacionales.

 

El Calvario

 

Enlaces relacionados:

Copyright 2004 - Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte de San Lorenzo de El Escorial - Todos los derechos reservados